Aquí habita el Señor

Aquí habita el Señor

Una de las preguntas inquietantes de nuestra vida es dónde encontrar a Dios, dónde está su morada… Este domingo el Señor nos da una pista más de dónde nos podemos encontrar con Él a lo largo de nuestro día: ser fieles a su Palabra. Si la recibimos como discípulos, o sea, como “escuchantes activos”, esa palabra de vida nos atraviesa hasta llegar a nuestro corazón, y hacerse visible en nuestras obras. Entonces allí habita Dios; un Dios que no es un sistema de pensamientos o requisitos, sino una persona que quiere encontrarse cara a cara con nosotros para hacer de cada uno Su morada, donde pueda irradiar su luz para iluminar tanta oscuridad y confusión. Cuando Él nos inhabita estamos llamados a lo nuevo con la audacia que trae la presencia de Su Espíritu que quita todo temor ante cualquier obstáculo con tal de llevar a los demás Su experiencia en nuestra vida.

El papa Francisco nos dice en Christus vivit: “Él está en ti, Él está contigo y nunca se va. Por más que te alejes, allí está el Resucitado, llamándote y esperándote para volver a empezar. Cuando te sientas avejentado por la tristeza, los rencores, los miedos, las dudas o los fracasos, Él estará allí para devolverte la fuerza y la esperanza.” Contamos con tu tiempo, tu talento y tu dinero para poder hacer realidad esta presencia en nuestro mundo avejentado y entristecido que tanto lo necesita.