Cómo y por qué hacer la Señal de la Cruz antes del Evangelio

Cómo y por qué hacer la Señal de la Cruz antes del Evangelio

Los católicos hacemos un pequeño gesto antes de la lectura del Evangelio en la misa que puede pasar desapercibido. Se trata de trazar la cruz en un gesto que no es el que usamos comúnmente y que está lleno de simbolismo.

El Misal Romano pide al sacerdote o diácono “hacer la señal de la cruz sobre el libro, al principio del Evangelio que va a leer, y entonces sobre su frente, labios y pecho”. Se invita a los asistentes que hagan un gesto similar antes de la lectura del Evangelio, rezando interiormente una breve oración que los prepare a recibir la Palabra de Dios: Que la Palabra del Señor esté en mi mente, en mis labios y en mi corazón”.

Este gesto tiene profundas raíces bíblicas. Por ejemplo, Dios manda al pueblo de Israel rezar a diario la “Shemá Yisrael” (Escucha, Israel…) y que pongan esas palabras que “serán en tu frente una señal” (Deut 6,8). En segundo lugar, la oración nos recuerda la visión de Isaías, en que el ángel purifica sus labios con una brasa ardiente (Isaías 6). También nos recuerda las palabras de la Carta a los Hebreos: “la Palabra de Dios es viva y eficaz y más cortante que espada de dos filos…” (Heb 4,12).

Hacer la señal de la cruz de esta manera es verdaderamente una oración profunda que nos abre a las palabras de Cristo. Cuando escuchamos el Evangelio, es Jesús mismo quien llama a las puertas de nuestro corazón, esperando para entrar. Solo tenemos que abrirle la puerta.

Philip Kosloski, How to make the Sign of the Cross before the Gospel at Mass
Sacado de Aleteia.com, 3 de mayo de 2018. Con permiso.