Confirmación

Y todos quedaron llenos del Espíritu Santo (Hechos 2,4).

Junto con el Bautismo y la Eucaristía, la Confirmación es uno de los sacramentos de iniciación que sirven de base a toda vida Cristiana. Por el sacramento de la Confirmación “(los bautizados) se unen más intimamente a la Iglesia y se enriquecen con una Fortaleza especial del Espíritu Santo. De esta forma se comprometen mucho más, como auténticos testigos de Cristo, a extender y defender la fe con sus palabras y sus obras” (CIC 1285).

St. Hugh ofrece un programa de preparación para la Confirmación de dos años de duración para los adolescentes de escuela secundaria (grados 8-12). Póngase en contacto con la oficina de Educación Religiosa, 305-444-8363 o por correo electrónico dre@st-hugh.org.

Si usted es un adulto que aún no ha recibido este sacramento, lo invitamos a prepararse para ello asistiendo a las reuniones del Rito de Iniciación Cristiana de Adultos (RICA).

Cada candidato escogerá un padrino que sea para ellos modelo de vida cristiana y que pueda ayudarle a crecer en su fe y en dar testimonio de Cristo (cf. CIC 1311).

El padrino puede ser hombre o mujer, católico, de por lo menos 16 años de edad, que ya haya recibido los sacramentos de la Confirmación y Eucaristía, que viva seriamente su vida de fe, de manera que pueda servir como mentor al candidato. Los padrinos de bautismo pueden serlo también de la Confirmación. Sin embargo, los padres del candidato no pueden serlo.