El Sacramento de la Penitencia o Reconciliación

“El Señor Jesucristo, médico de nuestras almas y de nuestros cuerpos, que perdonó los pecados al paralítico y le devolvió la salud del cuerpo (cf. Mc 2,1-12), quiso que su Iglesia continuase, en la fuerza del Espíritu Santo, su obra de curación y de salvación, incluso en sus propios miembros. Esta es finalidad de los dos sacramentos de curación: del sacramento de la Penitencia y de la Unción de los enfermos.” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1421).

“Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen de la misericordia de Dios el perdón de los pecados cometidos contra Él y, al mismo tiempo, se reconcilian con la Iglesia, a la que ofendieron con sus pecados. Ella les mueve a conversión con su amor, su ejemplo y sus oraciones” (Catecismo de la Iglesia Católica, 1422).

El sacramento de la Penitencia o Reconciliación se ofrece los sábados de 4:15 a 5:15 pm y los domingos 15 minutos antes de cada Misa si hay sacerdote disponible.