Blog

Felicitaciones

Felicitaciones

Felicitaciones a los jóvenes que participan en el programa de Educación Religiosa y fueron confirmados por el Obispo Enrique Delgado el pasado jueves 15 de abril a las 7 pm. Rogamos porque estén siempre abiertos a la acción del Espíritu Santo.
Read More

Habla el Papa

La oración y la Comunión de los Santos Audiencia General, 7 de abril, 2021 Cuando rezamos, nunca lo hacemos solos: aunque no lo pensemos, estamos inmersos en un majestuoso río de invocaciones que nos precede y continúa después de nosotros. Las oraciones —las buenas— son “difusivas”, se propagan continuamente, con o sin mensajes en las redes sociales: desde las salas del hospital, desde las reuniones festivas y hasta desde los momentos en que se sufre en silencio... El dolor de cada uno es el dolor de todos, y la felicidad de uno se derrama sobre el alma de los demás. En la Iglesia no hay duelo solitario, no hay lágrima que caiga en el olvido, porque todo respira y participa de una gracia común. Rezar por los demás es la primera forma de amarlos y nos empuja a una cercanía concreta.
Read More
Comité de Becas Sr. Kathleen Donnelly

Comité de Becas Sr. Kathleen Donnelly

Este año el comité de Becas Sr. Kathleen Donnelly seleccionará a una o más personas que recibirán o compartirán un fondo de hasta $10,000 para sufragar un 95% de la matrícula anual, libros y otras cuotas del colegio por un año. La suma exacta será determinada por el comité. Para más información, haga clic aquí.
Read More

Habla el Papa

ANUNCIO, PRISA, PREGUNTA Homilía del Domingo de Resurrección 1 de abril de 2018 Después de la escucha de la Palabra de Dios, de este paso del Evangelio, me nace decir tres cosas. Primero: el anuncio. Ahí hay un anuncio: el Señor ha resucitado. Este anuncio que desde los primeros tiempos de los cristianos iba de boca en boca; era el saludo: el Señor ha resucitado. Y las mujeres, que fueron a ungir el cuerpo del Señor, se encontraron frente a una sorpresa. La sorpresa... Los anuncios de Dios son siempre sorpresas, porque nuestro Dios es el Dios de las sorpresas… Y la sorpresa es lo que te conmueve el corazón, lo que te toca precisamente allí, donde tú no lo esperas. Segundo: la prisa. Las mujeres corren, van deprisa a decir: «¡Pero hemos encontrado esto!». Las sorpresas de Dios nos ponen en camino, inmediatamente, sin esperar. Y así corren para ver. Y Pedro y Juan corren… También hoy sucede. En nuestros barrios, en los pueblos cuando sucede algo extraordinario, la gente corre a ver. Ir deprisa…. Las sorpresas, las buenas noticias, se dan siempre así: deprisa. El anuncio-sorpresa, la respuesta deprisa y lo tercero que yo quisiera decir hoy es una pregunta: «¿Y yo qué? ¿Tengo el corazón abierto a las sorpresas de Dios? ¿Soy capaz de ir deprisa, o siempre con esa cantilena, “veré mañana, mañana”? ¿Qué me dice a mí la sorpresa?». El anuncio causó sorpresa, la carrera/ir deprisa y la pregunta: ¿Y yo hoy en esta Pascua de 2018 qué hago? ¿Tú, qué haces?
Read More

El Triduo Pascual

Hoy quisiera detenerme para meditar sobre el Triduo Pascual ... para profundizar un poco en lo que los días más importantes del año litúrgico representan para nosotros creyentes… Estos días constituyen la memoria celebrativa de un único gran misterio: la muerte y la Resurrección del Señor Jesús. El Triduo empieza con la misa de la Cena del Señor y se concluirá con las vísperas del Domingo de Resurrección… todos los cristianos están llamados a vivir … los tres Días santos como, por así decir, la «matriz» de su vida personal, de su vida comunitaria, como vivieron nuestros hermanos judíos el éxodo de Egipto. Estos tres Días reproponen al pueblo cristiano los grandes eventos de la salvación realizados por Cristo, y así lo proyectan en el horizonte de su destino futuro y lo refuerzan en su compromiso de testimonio en la historia. La mañana de Pascua, recorriendo las etapas vividas en el Triduo, el Canto de la Secuencia, es decir un himno o una especie de Salmo, hará escuchar solemnemente el anuncio de la resurrección; y dice así: «Cristo, nuestra esperanza, ha resucitado y nos precede en Galilea». Esta es la gran afirmación: Cristo resucitó. Explica san Pablo que Cristo «fue entregado por nuestros pecados, y fue resucitado para nuestra justificación» (Romanos 4, 25). El único, el único que nos justifica; el único que hace renacer de nuevo es Jesucristo. Nadie más. Y por esto no se debe pagar nada, porque la justificación —el hacerse justo— es gratuita. Y esta es la grandeza del amor de Jesús: da la vida gratuitamente para hacernos santos, para renovarnos, para perdonarnos. Y este es el núcleo propio de este Triduo pascual. En el Triduo pascual la memoria de este advenimiento fundamental se hace celebración llena de reconocimiento y, al mismo tiempo, renueva en los bautizados el sentimiento de su nueva condición…Dispongámonos a vivir este Triduo Santo ya inminente ... para estar cada vez más profundamente integrados en el misterio de Cristo, muerto y resucitado por nosotros. Papa Francisco, Audiencia General, 28 de marzo, 2018
Read More