Blog

Campaña de biberones

Campaña de biberones

El ministerio de Respeto a la Vida vuelve a patrocinar la campaña de biberones que tendrá lugar del 7 de octubre al 7 de noviembre. Su generosa donación ayuda a sostener los servicios gratuitos brindados a mujeres embarazadas. Contamos con su generosidad.
Read More
Domingo del Sacerdocio

Domingo del Sacerdocio

Este domingo celebramos el Domingo del Sacerdocio, Damos gracias al P. Luis y al P. Paul por su respuesta generosa al llamado del Señor a servir a Su pueblo y les aseguramos de nuestras oraciones para que continúen sirviendo fielmente en Su Nombre.
Read More

La Sagrada Eucaristía

PRESENCIA REAL El discurso de Jesús en la sinagoga de Cafarnaum (Juan 6,48-66) sobre el sacramento de su cuerpo y sangre no es solo problemático filosóficamente; es literalmente repugnante…. Aun aquellos que hoy escuchan a Jesús con simpatía probablemente reaccionen de la misma forma que su audiencia original. Cuando Jesús dice: “el pan que yo doy para la vida del mundo es mi carne”, implica algo que es religiosamente nauseabundo y objetable. ¿Qué hace Jesús ante esta objeción?... No aprovecha para ofrecer una interpretación metafórica o simbólica de sus palabras; más bien intensifica lo dicho. El término griego traducido como “comer”, no es el común phagein sino más bien trogein, palabra usada comúnmente para describir la manera en que los animales devoran su alimento. ¿Cómo asumir esta expresión tan escandalosa? Si nos acogemos a la gran tradición católica, honraremos estas palabras de Jesús, tan chocantes, resistiendo cualquier intento de suavizarlas o despreciarlas. Afirmamos lo que la Iglesia ha llamado la doctrina de la “presencia real”….Aunque Jesús está presente para nosotros de muchas maneras,...en los elementos consagrados es su mismo ser—cuerpo y sangre, humanidad y divinidad—lo que se nos ofrece bajo las formas de pan y vino. Tomás de Aquino lo expresó de esta manera: aunque en todos los otros sacramentos está presente el poder de Cristo, en la Eucaristía ipse Christus, es Cristo mismo quien está presente. Es por eso que, para los católicos, la Eucaristía no es un signo entre muchos. Es la vida y el alma misma de la Iglesia. ©Robert Barron, Real Presence, in Word on Fire, (2008) Crossroad Publishing Company, New York
Read More

La Sagrada Eucaristía

FIESTA Y SACRIFICIO La Eucaristía es tanto la fuente de la que brota la vida en Cristo como la meta hacia la cual tiende; es el alfa y la omega del discipulado cristiano, la energía sin la cual un cristianismo auténtico se agota. Sin la Eucaristía, podríamos ser una congregación piadosa de gentes con pensamientos similares dedicados a la memoria y las enseñanzas de Jesús, pero no seríamos Iglesia. Como dijo San Juan Pablo II en su última encíclica Ecclesia de Eucharistia (la Iglesia procede de la Eucaristía), el Cuerpo y la Sangre de Jesús no son solo objetos sagrados centrales a la preocupación de la Iglesia; son la Iglesia, su vida misma. La Eucaristía es, primero, el gran banquete de unidad que Dios quiere establecer con su pueblo, el gozoso lazo por el cual se comparte la vida divina con un mundo hambriento espiritual y físicamente…. Pero en un mundo caído es imposible la comunión sin sacrificio. Por ello, la Eucaristía es también la encarnación del gran acto de sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario….Ambos temas quedan unidos y reciben su expresión más completa en la doctrina católica de la Presencia Real de Jesús en los elementos eucarísticos. La Eucaristía es mucho más que un símbolo. En ella, Jesús se nos hace presente por su propio poder como alimento y como ofrenda de sacrificio. La Eucaristía no es nuestro “producto”, sino nuestro Señor, y como tal, nos llama a la conversión. Robert Barron, Eucharist, (2021) ©Word on Fire Catholic Ministries, Park Ridge, IL
Read More

La Sagrada Eucaristía

FUENTE Y CUMBRE DE LA VIDA DE LA IGLESIA La Eucaristía es “fuente y cima de toda la vida cristiana”(Lumen Gentium 11)… “La sagrada Eucaristía contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua” (Presbyterorum Ordinis 5)… En resumen, la Eucaristía es el compendio y la suma de nuestra fe. Debemos considerar la Eucaristía como: acción de gracias y alabanza al Padre; memorial del sacrificio de Cristo y de su Cuerpo; presencia de Cristo por el poder de su Palabra y de su Espíritu. “Eucaristía” significa, ante todo, acción de gracias, un sacrificio de acción de gracias al Padre, una bendición por la cual la Iglesia expresa su reconocimiento a Dios por todos sus beneficios. La Eucaristía es el memorial de la Pascua de Cristo, un memorial que no es solamente el recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino la proclamación de las maravillas que Dios ha realizado en favor de los hombres que, en la celebración litúrgica, se hacen en cierta forma presentes y actuales. Por ser memorial de la Pascua de Cristo, la Eucaristía es también un sacrificio. El sacrificio de Cristo y el sacrificio de la Eucaristía son, pues, un único sacrificio. La Eucaristía es igualmente el sacrificio de la Iglesia, que se une a la ofrenda y a la intercesión de Cristo. Catecismo de la Iglesia Católica #1324, 1327,1358, 1360, 1361, 1363, 1365, 1367, 1368, 1369
Read More