Blog

MANÁ

“Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo. Vivo precisamente porque he descendido del cielo. También el maná bajó del cielo. Pero el maná era la sombra; éste es la realidad”. San Agustín Los israelitas recibieron maná del cielo como sustento mientras andaban por el desierto. Pero pronto se cansaron de este sorprendente alimento que Dios les daba para salvarlos. Comenzaron a quejarse de él, murmurando, anhelando los alimentos que tenían en Egipto (ver Nm 11,4-6). El escritor J.R.R. Tolkien reconoció que él mismo había tenido estos sentimientos en su corazón, y así escribe: “Yo soy el que salió de Egipto….Por maldad y pereza casi dejé de practicar mi religión… Pero no me persiguió el Lebrel del Cielo, sino la llamada silenciosa del Tabernáculo y la sensación de morir de hambre”. Nosotros también podemos sentir la tentación de quejarnos de este alimento. Dudamos de su eficacia y caemos presa de una especie de dolor espiritual que nos consume, y que los Padres del Desierto llamaban acedia. ¿Nos quejamos de la Eucaristía? ¿Nos alejamos buscando satisfacción en otro alimento? Señor Jesús, tú eres el verdadero maná, el alimento espiritual que nos nutre y nos sostiene. Haz que mi corazón siempre te anhele y que nunca me canse de este alivio que me ofreces. Que en el desierto de esta vida sienta siempre hambre de ti. Amén. Fr. Patrick Mary Briscoe, OP, Eucharist © 2022 by Our Sunday Visitor (con permiso)
Read More
Rosario por la vida

Rosario por la vida

El ministerio de Respeto a la Vida celebrará un Rosario por la vida el jueves 6 de octubre, seguido de la presentación del Dr. Steven Christie, autor del libro Speaking for the Unborn. Se servirá una cena ligera en la Plaza y se iniciará la campaña de biberones de este año. ¡Los esperamos! Más información
Read More
Venta de golosinas

Venta de golosinas

Las mujeres de Emaús tendrán una venta de golosinas el domingo 2 de octubre, para recaudar fondos para su próximo retiro.
Read More
Bendición anual de los animales

Bendición anual de los animales

La bendición anual de los animales tendrá lugar el sábado 1 de octubre a las 10 am enfrente de la iglesia. Traiga sus mascotas para que reciban la bendición.
Read More

PAN ÁZIMO

“Como no habían tenido tiempo de preparar comida cocieron la masa que habían sacado de Egipto haciendo tortas de pan ázimo, ya que no había fermentado, porque los egipcios los echaban y no podían detenerse y tampoco se llevaron provisiones”. Éxodo 12,39 Los israelitas parten presurosos de Egipto, sin tiempo de dejar leudar el pan antes de celebrar la Pascua. Hay pues, oculto en este aspecto de la Eucaristía, un elemento de urgencia. Tenemos que movernos cada vez más aprisa hacia nuestra verdadera patria, igual que los israelitas se apresuran a dar culto a Dios en el desierto. Es más, el pan ázimo para los israelitas era el pan de la esclavitud. En toda su sencillez, este es el pan que el Señor manda comer a su pueblo al salir de Egipto. El pan de la esclavitud se convierte en el pan de la liberación, de la libertad. Por último, podemos pensar de la forma en que Jesús equipara la levadura con el pecado y la hipocresía cuando advierte a sus discípulos: “¡Pongan atención y cuídense de la levadura de los fariseos y saduceos!” (Mt 16,6). El pan ázimo, pues, simboliza la rectitud y la verdad. Señor Jesús que nos has librado de las tinieblas del pecado y nos has dado una vida nueva, haz que despreciemos la tentación a la hipocresía y el pecado y nos aferremos a la simplicidad de lo recto y verdadero. Fr. Patrick Mary Briscoe, OP, Eucharist © 2022 by Our Sunday Visitor (con permiso)
Read More