Blog

¿Por qué cubrir el Crucifijo?

NOS PARECE EXTRAÑO que durante el tiempo más sagrado del año cubrimos todas las imágenes en nuestras iglesias, hasta el Crucifijo. Sin embargo, la Iglesia recomienda esta práctica [de cubrir las imágenes y el Crucifijo desde el 5o Domingo de Cuaresma hasta la Vigilia Pascual] para alertar nuestros sentidos y hacer que anhelemos la llegada de la Pascua. Pero ¿por qué trabajar para cubrir imágenes que deben levantar nuestro corazón hacia el cielo? Primero que nada, usamos velos para recordar que estamos en un tiempo especial. Estos velos nos recuerdan con fuerza que debemos prepararnos para el Santo Triduo. Segundo, los velos sirven para enfocar nuestra atención en lo que escuchamos durante la lectura de la Pasión. Nuestros sentidos se enfocan en la narración evangélica y podemos entrar verdaderamente en la escena presentada. Tercero, la Iglesia usa los velos para despertar nuestra anticipación por el Domingo de Pascua. Y ese es el punto: ¡los velos no van a estar puestos siempre! El develar las imágenes en la Vigilia Pascual es un poderoso recordatorio de lo que es nuestra vida en esta tierra. Vivimos en un mundo “velado”, exiliados de nuestra verdadera patria. Solo a través de nuestra muerte se levanta el velo y podemos contemplar por fin la belleza de nuestra vida. Extractado de Aleteia.org, con permiso.
Read More

Las dos partes de la Cuaresma

LA CUARESMA TIENE MULTIPLES DIMENSIONES que no son siempre perceptibles. Tradicionalmente, la Iglesia ha dividido este santo tiempo en dos partes para ayudarnos a contemplar dos realidades espirituales diferentes. La primera comienza el Miércoles de Ceniza, conocida en la liturgia como el “comienzo del ayuno”, y termina el sábado antes del quinto domingo de Cuaresma. La segunda, conocida como Tiempo de Pasión, desarrolla por anticipado el drama pascual, proponiendo a consideración los sufrimientos de Cristo más que los sentimientos de penitentes y catecúmenos. Dicho de otro modo, la primera mitad de la Cuaresma se dirige a “nosotros”, a nuestros pecados y a la necesidad de arrepentirnos, y nos ayuda a renovarnos interiormente para recibir la luz de Cristo en nuestros corazones y nuestras vidas. La segunda mitad nos lleva a contemplar los sufrimientos de Cristo, y nos ayuda a comprender las consecuencias de nuestros pecados y el gran amor de Jesús por nosotros, al tiempo que nos da la oportunidad de meditar más específicamente en la pasión del Señor. La Iglesia en su sabiduría comprende que necesitamos temas espirituales específicos para meditar durante la Cuaresma y preparar gradualmente nuestros corazones para la gran fiesta de la Pascua, cuando Jesucristo conquistó el pecado y la muerte y nos abrió las puertas del Cielo. Philip Kosloski, Did you know Lent is traditionally divided into two parts? Original en Aleteia.org, 30 de marzo, 2019. Con permiso
Read More

La Arquidiócesis de Miami suspende las misas y los eventos litúrgicos hasta nuevo aviso

MIAMI | En cooperación con los esfuerzos para contener la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19), la Arquidiócesis de Miami anuncia la suspensión, a partir de hoy, 18 de marzo, de todas las celebraciones de misas u otros eventos litúrgicos programados regularmente en las iglesias parroquiales y otros santuarios públicos. Además, cualquier evento parroquial o ministerial - por ejemplo, grupos de oración, estudios bíblicos, etc. - también quedan suspendidos o pospuestos. LEER MÁS AQUÍ
Read More

Qué sacrificar en la Cuaresma que no sea chocolate

ESTAMOS EN MITAD DE LA CUARESMA y usted puede estar preguntándose aún qué sacrificar. ¡No es tarde! Todavía nos quedan tres semanas completas para practicar la oración, el ayuno y la limosna. Aunque estas sugerencias se enfocan en el ayuno, no olvidemos los otros dos pilares. 1. ESCUCHAR MÚSICA O LA RADIO. Esta Cuaresma, por qué no dejar a un lado nuestros programas favoritos y tratar de escuchar el “susurro de Dios” en la oración. 2. EL “RECORTE”. Escoja algo que haga por pereza, para salir del paso; por ejemplo levantarse de inmediato o estacionar lejos de la entrada, y ofrézcalo como sacrificio. 3. SALIR A COMER. Pocas cosas igualan la conveniencia de comprar algo rápido para comer en vez de cocinar en casa. Aunque cueste planear, es una buena manera de ejercitar la paciencia y ahorrar un poco al mismo tiempo. 4. EL ARTE. Muchas iglesias cubren las imágenes durante la Cuaresma, y usted podría hacer lo mismo en casa. Tapar estas bellas imágenes nos recuerda lo vacío y desierto que es el mundo sin la luz de Cristo. 5. ASCENSORES. Usar solo las escaleras durante la Cuaresma no es solamente más duro, sino que toma más tiempo. Es un buen sacrificio que ofrecer… pero ¡no si vive en el piso 20 o más arriba! Junto con dar de su tiempo o dinero para apoyar algunas caridades y personas que lo necesitan, así como emplear tiempo en la oración, observar el sacrificio durante la Cuaresma ayudará a que la Pascua le traiga el júbilo que Cristo quiere que tengamos. ¡Bendita y santa Cuaresma! Theresa Civantos Barber, 10 Things to give up for Lent other than chocolate Original en Aleteia.org, 21 de febrero, 2020. Con permiso
Read More