Blog

Al recibir la Comunión

Cuando reciba la Sagrada Comunión, recuerde inclinar la cabeza ante el sacramento en señal de reverencia y extender las manos para recibirla y mirando al altar, dar un paso al lado, bajar su mascarilla y consumir la Hostia antes de regresar a su banco por el pasillo lateral.
Read More

El escapulario del Carmen

“El que muera con este hábito no padecerá el fuego del infierno.” Nuestra Señora del Carmen a San Simon Stock, 1251 EL ESCAPULARIO es señal de compromiso con la vida contemplativa. [Originalmente] era una prenda que protegía la túnica del monje mientras trabajaba. Escapulario proviene del latín scapula, hombro. Los escapularios son artículos de tela que se ponen sobre los hombros; como las medallas, hay muchos de ellos. [El más conocido es] el escapulario del Carmen. [Cuando ha sido “impuesto”] usando las oraciones aprobadas para ello, quedamos inscritos en la orden del Carmelo, que traza sus orígenes a los profetas Elías y Eliseo en el Antiguo Testamento. La orden del Carmen siempre ha cultivado una devoción particular e intensa a la Santísima Virgen y su imagen aparece en el escapulario. Se cuenta que en el siglo 13, la Virgen se apareció al Carmelita San Simón Stock...y le dijo que quien muriera “vestido con este hábito no padecerá el fuego del infierno”. El papa Juan Pablo II decía que el escapulario es poderoso precisamente por ser un “hábito” en todo sentido de la palabra, tanto un uniforme como un modelo de fe y de vida. Se permite usar la medalla del escapulario en vez de uno de tela, y muchos católicos lo hacen. La medalla del escapulario tiene la imagen del Sagrado Corazón de Jesús de un lado, y la imagen de María en el otro. Traducido del libro de Scott Hahn Signs of Life (New York: Doubleday, 2009) Página 233, 234, 235. 236. Con permiso del autor.
Read More

Habla el Papa

Homilía en la Fiesta de San José Obrero, 1 de mayo, 2020

El trabajo es lo que hace al hombre semejante a Dios, porque con el trabajo el hombre es un creador, es capaz de crear, de crear muchas cosas, incluso de crear una familia para seguir adelante. El hombre es un creador y crea con el trabajo. Esta es la vocación. Y dice la Biblia que «Dios vio lo que había hecho, y todo era algo muy bueno» (Gn 1,31). Es decir, el trabajo tiene en sí mismo una bondad y crea la armonía de las cosas —belleza, bondad— e involucra al hombre en todo: en su pensamiento, en su acción, en todo. El hombre está involucrado en el trabajo. Es la primera vocación del hombre: trabajar. Y esto le da dignidad al hombre. La dignidad que lo hace parecerse a Dios. La dignidad del trabajo, tan pisoteada por desgracia. En la historia hemos leído de las brutalidades que cometieron con los esclavos: los llevaban de África a América —pienso en esa historia que toca a mi tierra— y nosotros decimos “cuánta barbarie”... Pero aún hoy hay tantos esclavos, tantos hombres y mujeres que no son libres de trabajar: se ven obligados a trabajar, para sobrevivir, nada más. Son esclavos: trabajo forzado... son trabajos forzados, injustos, mal pagados y que llevan al hombre a vivir con la dignidad pisoteada. Hay muchos, muchos en el mundo. Muchos. Toda injusticia que se comete contra una persona que trabaja es un atropello a la dignidad humana, incluso a la dignidad del que comete la injusticia: se baja el nivel y se termina en esa tensión de dictador-esclavo. En cambio, la vocación que Dios nos da es muy hermosa: crear, re-crear, trabajar. Pero esto puede hacerse cuando las condiciones son justas y se respeta la dignidad de la persona.
Read More

Vidas Santas

Venerable Félix Varela Morales (1788-1853) — Nació en La Habana, Cuba, pero pasó su infancia en San Agustín, Florida, donde su abuelo era comandante militar de la plaza, que entonces pertenecía a la Corona española. Cuando sintió su vocación al sacerdocio, regresó a Cuba y estudió en el Seminario San Carlos y San Ambrosio en La Habana. Después de su ordenación fue asignado como profesor en el seminario, donde dictó clases de filosofía, química, física, teología y música, y tuvo como alumnos a muchos cubanos ilustres que luego lucharían por la independencia. Escogido para representar a Cuba ante las Cortes Españolas, presentó allí proyectos para dar la independencia a Cuba, Puerto Rico, Filipinas y otras colonias y abogó por la abolición de la esclavitud. El gobierno español lo sentenció a muerte y tuvo que huir, estableciéndose en Nueva York. El P. Varela fundó El Habanero, primer periódico de habla hispana en los EE.UU. Publicó muchos ensayos y artículos sobre la dignidad humana, la tolerancia religiosa, la cooperación entre comunidades de distinta lengua y la importancia de la educación. Fue nombrado Vicario General de la Diócesis de Nueva York, desde cuyo cargo se dedicó a ayudar a los inmigrantes especialmente irlandeses, llegando a aprender su idioma para poder comunicarse mejor. Sirvió además como asesor teológico del comité de obispos que redactó el Catecismo de Baltimore. En 1848, agotado por sus trabajos, se retiró a San Agustín, donde murió cinco años más tarde. Fue declarado Venerable en 2012.
Read More

La Didajé

MUCHOS ESTUDIOSOS consideran que un breve tratado anónimo, escrito entre los años 65 y 80 de nuestra era y conocido como La Didajé, es el catecismo cristiano más antiguo que existe. Didajé significa “enseñanza” en griego, y así el documento, también conocido como “Enseñanza de los Doce Apóstoles”, o solamente “La Enseñanza”, ha sido respetado y preservado como el primer catecismo conocido. Este breve tratado nos brinda información extra bíblica sobre las instituciones y la vida de las comunidades cristianas más antiguas. La Didajé codifica disposiciones morales, litúrgicas y legales de la Iglesia primitva que se consideraban convenientes y necesarias. En la Didajé encontramos las primeras instrucciones conocidas para la celebración tanto del Bautismo como de la Eucaristía, así como una de las tres versiones más tempranas que se conocen del Padre Nuestro. Teniendo en cuenta las distintas traducciones de la obra, la dispersión geográfica de los fragmentos de la misma que se han encontrado y la lista de obras posteriores que dependen de ella, la Didajé debería ser mejor conocida por nosotros. Encontrará una versión completa en español aquí.
Read More