Scroll Top

Domingo 29º del Tiempo Ordinario (Ciclo A)

¿ES LÍCITO PAGAR…? (MT 22,17).

Para atrapar a Jesús, los fariseos se asocian con los herodianos, el poder “religioso” aliado con el poder temporal, para hacer caer todo el peso de las autoridades romanas sobre Jesús —o para que pierda prestigio ante el pueblo, según sea la respuesta. De ahí la pregunta: “¿Es lícito pagar el tributo al César?” (Mt 22,17) La pregunta va precedida de un halago: “Sabemos que eres sincero” (22,16). Pero Jesús ve su hipocresía: “Muéstrenme la moneda”, dice.

La moneda con la imagen del César pertenece al poder temporal y es útil para cosas temporales. Pero no podemos permitir que ni el poder ni la moneda se conviertan en ídolos. Nuestro corazón, nuestra libertad, nuestra voluntad son solo de Dios.

Vivimos en el mundo, pero no somos del mundo. Somos de Cristo. Pero ello no nos exime de cumplir nuestros deberes ciudadanos. Más bien estamos llamados a ser un ejemplo para otros trabajando siempre por el bien común, mientras damos al Señor gloria y honor con nuestras obras. Que Dios los bendiga.