Scroll Top

Domingo de Pentecostés (Ciclo B)

EL ESPÍRITU DE LA VERDAD LOS GUIARÁ HASTA LA VERDAD PLENA (JN 16,13).

En el mundo la verdad es difícil de encontrar. Tal parece que todos están dispuestos a torcerla según su propio beneficio, de manera que no sabemos si se puede creer lo que escuchamos. Por el contrario, Cristo —que es el Camino, la Verdad y la Vida— promete enviarnos “el Espíritu de la verdad que los guiará a la verdad plena” (Jn 16,13), el Espíritu que nos guiará a Cristo mismo.

San Pablo nos exhorta a vivir conforme al Espíritu, a dejarnos guiar por Él para que demos frutos de “amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio propio. Frente a estas cosas no hay ley que valga” (Gal 5,22-23). Los frutos del Espíritu, que junto con Sus siete dones nos ayudarán a alcanzar el reino de Dios.

Pidamos al Espíritu Santo, a Quien recibimos en el Bautismo y la Confirmación, que nos guíe a esa verdad plena, que nos llene con Sus siete dones para que demos fruto abundante y seamos testigos de nuestra fe. Para que en el nombre de Jesús renovemos la faz de la tierra. ¡Ven, Espíritu Santo!