Blog

Grove for Ghana

Grove for Ghana celebró su gala anual para apoyar nuestros esfuerzos para abrir más pozos y traer agua potable a la diócesis de Goaso, Ghana.
Read More

La comunión de los santos

¿QUÉ SIGNIFICA QUE LOS SANTOS DE LA TIERRA están “en comunión” con los santos que han muerto y están en el cielo o el purgatorio? La vida de los difuntos, al menos por ahora, es puramente espiritual. Nosotros, en cambio, tenemos como ellos una vida espiritual, pero también una vida material que puede dominar nuestros sentidos. Parece que vivimos vidas muy diferentes, y estos presenta cuestiones prácticas sobre cómo los “santos” se relacionan entre sí en esta gran comunión. Todos esos santos están en este momento muy conscientes de cuanto sucede en el planeta tierra. Más aún, están intensamente involucrados en estos sucesos y en comunicación con los “santos” que se encuentran en la tierra: los cristianos en las iglesias… Nos rodean ahora, nos observan y nos acompañan. Él capítulo 12 de la Carta a los Hebreos nos presenta una gran asamblea litúrgica, una congregación que asiste a misa, pues es ahí donde sentimos la presencia de los santos de una forma poderosa, ya que la misa es el acto de culto que une a los ejércitos celestiales con la Iglesia en la tierra… Están rogando a Dios por los que aún se encuentran en la tierra… Se preocupan y expresan esa preocupación como hijos ante un Padre amoroso… Y sus plegarias son escuchadas. Creemos en la comunión de los santos. La comunión es imposible sin comunicación. Por eso rogamos unos por otros. Pedimos a otros que oren por nosotros. Y no podemos permitir que la muerte silencie nuestra comunicación con aquellos que amamos, con los santos que amamos. Por la misericordia de Dios, esperamos que un día nuestros seres queridos formen parte de esa multitud en el cielo. Fuimos creados para vivir en la Comunión de los Santos. Vivir en relación es parte de nuestra naturaleza… o nuestra vida no es plenamente humana. Dios nos creó así. Si la separación de aquellos a quienes amamos nos causa dolor, nuestra fe nos dice que esa relación no termina. Traducción del libro de Scott Hahn, Angels and Saints (New York: Image, 2014) Páginas 55, 59, 60, 63. Con permiso del autor.
Read More

Matrimonios en Victoria

Felicitaciones a todas las parejas que participaron en el retiro de Matrimonios en Victoria. ¡Que Dios bendiga su matrimonio!
Read More

Instrucción acerca de la sepultura de los difuntos

SIGUIENDO LA ANTIQUÍSIMA TRADICIÓN CRISTIANA, la Iglesia recomienda insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en los cementerios u otros lugares sagrados. En la memoria de la muerte, sepultura y resurrección del Señor, misterio a la luz del cual se manifiesta el sentido cristiano de la muerte, la inhumación es en primer lugar la forma más adecuada para expresar la fe y la esperanza en la resurrección corporal… Enterrando los cuerpos de los fieles difuntos, la Iglesia confirma su fe en la resurrección de la carne, y pone de relieve la alta dignidad del cuerpo humano como parte integrante de la persona… La sepultura de los cuerpos de los fieles difuntos en los cementerios u otros lugares sagrados favorece el recuerdo y la oración por los difuntos por parte de los familiares y de toda la comunidad cristiana, y la veneración de los mártires y santos. Cuando razones de tipo higiénicas, económicas o sociales lleven a optar por la cremación, ésta no debe ser contraria a la voluntad expresa o razonablemente presunta del fiel difunto, la Iglesia no ve razones doctrinales para evitar esta práctica, ya que la cremación del cadáver no toca el alma y no impide a la omnipotencia divina resucitar el cuerpo. La Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, porque con ella se demuestra un mayor aprecio por los difuntos; sin embargo, la cremación no está prohibida, «a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana». Si por razones legítimas se opta por la cremación del cadáver, las cenizas del difunto, por regla general, deben mantenerse en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente. Instrucción Ad Resurgendum cum Christo Congregación para la Doctrina de la Fe, 25 de octubre de 2016
Read More

Reliquias

LA PALABRA RELIQUIA, del latín reliquiae, “restos”, hace referencia a los restos de un santo o algo de su pertenencia. Las reliquias se dividen en tres clases. Una reliquia de primera clase es todo o parte de los restos del santo, bien un pedazo de hueso, su sangre, un mechón de cabello, hasta una calavera o todo un cuerpo incorrupto. Una reliquia de segunda clase sería cualquier artículo que el santo haya usado con frecuencia (ropa, por ejemplo). Un artículo que haya tocado una reliquia de primera o segunda clase es una reliquia de tercera clase. Desde los primeros tiempos, las tumbas de los mártires se consideraban lugares santos. Los mártires y los santos están en la presencia de Dios y las reliquias son un punto de contacto con ellos así como un recordatorio de la gloria que se nos ha prometido. Las reliquias proclaman la victoria de Cristo sobre la muerte, y los milagros que ocurren por medio de las reliquias demuestran que esa victoria es duradera. Ya en el Antiguo Testamento se habla de objetos relacionados con personas santas. Y en el Nuevo Testamento vemos como Dios se vale de cosas materiales para sanar, como es el caso de la mujer sanada al tocar el manto de Jesús en el evangelio de San Marcos. Aunque la Iglesia nos invita a venerar las reliquias, es importante recordar que no es el objecto en sí el que sana. Dios puede usar la reliquia de un santo para sanar, de la misma forma que usó su propio manto para sanar a la mujer con el flujo de sangre. La reliquia es solo un instrumento que demuestra el poder de Dios. La Iglesia ha defendido la veneración de las reliquias desde su inicio y continúa afirmando esta práctica. Las reliquias de los santos nos permiten acercarnos a estos hombres y mujeres del pasado, y Dios usa estos objetos materiales para impartir gracias especiales a las almas fieles. (Si desea saber más sobre las reliquias, visite www.osv.com y escriba reliquias en el recuadro).
Read More

Honores Diocesanos

Felicitaciones a Pat Seitz y Rolando e Irene Silva, quienes recibieron Honores Diocesanos durante las Vísperas Solemnes por el Jubileo de Diamante de la Arquidiócesis.
Read More