La Sagrada Eucaristía

La Sagrada Eucaristía

FUENTE Y CUMBRE DE LA VIDA DE LA IGLESIA

La Eucaristía es “fuente y cima de toda la vida cristiana”(Lumen Gentium 11)… “La sagrada Eucaristía contiene todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua” (Presbyterorum Ordinis 5)… En resumen, la Eucaristía es el compendio y la suma de nuestra fe.

Debemos considerar la Eucaristía como: acción de gracias y alabanza al Padre; memorial del sacrificio de Cristo y de su Cuerpo; presencia de Cristo por el poder de su Palabra y de su Espíritu.

“Eucaristía” significa, ante todo, acción de gracias, un sacrificio de acción de gracias al Padre, una bendición por la cual la Iglesia expresa su reconocimiento a Dios por todos sus beneficios.

La Eucaristía es el memorial de la Pascua de Cristo, un memorial que no es solamente el recuerdo de los acontecimientos del pasado, sino la proclamación de las maravillas que Dios ha realizado en favor de los hombres que, en la celebración litúrgica, se hacen en cierta forma presentes y actuales. Por ser memorial de la Pascua de Cristo, la Eucaristía es también un sacrificio.

El sacrificio de Cristo y el sacrificio de la Eucaristía son, pues, un único sacrificio. La Eucaristía es igualmente el sacrificio de la Iglesia, que se une a la ofrenda y a la intercesión de Cristo.

Catecismo de la Iglesia Católica #1324, 1327,1358,
1360, 1361, 1363, 1365, 1367, 1368, 1369