Los Beatos

Los Beatos

BEATA MARÍA ROMERO MENESES (1902-1977) — Nacida en Granada, Nicaragua, desde pequeña María demostró talento para la música y el arte, y tocaba tanto el violín como el piano.

Educada por religiosas salesianas, contrajo un serio caso de fiebre reumática que afectó su corazón. Tras una recuperación considerada milagrosa, María se decidió por la vida religiosa, ingresando a la orden salesiana en 1920.

En 1931 fue enviada a San José, Costa Rica, donde sirvió como maestra de música y arte, muy querida por todas sus alumnas. Allí desarrolló su conciencia social y comenzó a trabajar con los pobres y con niños abandonados. Estableció centros de recreación, bancos de alimentos, una escuela para niñas pobres y una clínica. A comienzos de los años ’70 organizó la construcción de siete casas que integraron el núcleo del Centro San José, un lugar donde los pobres podrían encontrar vivienda asequible.

María Romero Meneses falleció en 1977 y fue enterrada en la capilla de las salesianas en San José. Beatificada en 2002, se le conoce como “Apóstol Social de Costa Rica”.