¿Por qué cubrir el Crucifijo?

¿Por qué cubrir el Crucifijo?

NOS PARECE EXTRAÑO que durante el tiempo más sagrado del año cubrimos todas las imágenes en nuestras iglesias, hasta el Crucifijo. Sin embargo, la Iglesia recomienda esta práctica [de cubrir las imágenes y el Crucifijo desde el 5o Domingo de Cuaresma hasta la Vigilia Pascual] para alertar nuestros sentidos y hacer que anhelemos la llegada de la Pascua.

Pero ¿por qué trabajar para cubrir imágenes que deben levantar nuestro corazón hacia el cielo? Primero que nada, usamos velos para recordar que estamos en un tiempo especial. Estos velos nos recuerdan con fuerza que debemos prepararnos para el Santo Triduo.

Segundo, los velos sirven para enfocar nuestra atención en lo que escuchamos durante la lectura de la Pasión. Nuestros sentidos se enfocan en la narración evangélica y podemos entrar verdaderamente en la escena presentada.
Tercero, la Iglesia usa los velos para despertar nuestra anticipación por el Domingo de Pascua. Y ese es el punto: ¡los velos no van a estar puestos siempre! El develar las imágenes en la Vigilia Pascual es un poderoso recordatorio de lo que es nuestra vida en esta tierra. Vivimos en un mundo “velado”, exiliados de nuestra verdadera patria. Solo a través de nuestra muerte se levanta el velo y podemos contemplar por fin la belleza de nuestra vida.

Extractado de Aleteia.org, con permiso.

0 Comments