Por qué importa la Ascensión del Señor

Por qué importa la Ascensión del Señor

LA FIESTA DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR, que la Iglesia celebra al final del tiempo de Pascua, es difícil de entender para nuestros contemporáneos. La clave para comprender el significado de esta fiesta es recobrar el sentido judío del cielo y la tierra.

Tendemos a pensar en la salvación como un escape de este mundo, de este “valle de lágrimas” a un lugar incorpóreo llamado “cielo”. Pero la cosmología bíblica considera que el cielo y la tierra son dos campos de energía que interactúan y se penetran mutuamente. Según la interpretación bíblica, la salvación es un encuentro entre el cielo y la tierra, de manera que Dios pueda reinar aquí abajo tan absoluta y plenamente como lo hace allá arriba.

La Iglesia, guiada por el Espíritu Santo a lo largo de los siglos, es el lugar privilegiado en que este encuentro tiene lugar. El cielo y la tierra se encuentran tanto en la buena predicación como en el gran arte cristiano, en la arquitectura de nuestros templos y catedrales, en las obras de misericordia corporales y espirituales, en la vida de los santos y especialmente en la liturgia.

La Ascensión es el camino que recorre Jesús no a otro lugar, sino a otra dimensión. Lo que quieren dar a entender en forma contundente los ángeles que se aparecieron a los discípulos después que el Señor asciende es esto: bajo la inspiración del espíritu de Jesús, ¡pónganse a trabajar! ¡Hagan todo lo posible para fomentar este enlace matrimonial entre el cielo y la tierra!

Mons. Robert Barron, Why the Ascension of the Lord Matters
Original en inglés en wordonfire.org, 27 de mayo, 2011.

0 Comments