Qué sacrificar en la Cuaresma que no sea chocolate

Qué sacrificar en la Cuaresma que no sea chocolate

CON LA LLEGADA DE LA CUARESMA nos enfrentamos al dilema anual de qué sacrificar. El chocolate, los postres y otras comidas sabrosas son lo clásico para muchas personas. Pero tengamos en mente que la Cuaresma tiene tres pilares: oración, sacrificio y limosna. El ayuno es solo una pieza del rompecabezas para una santa Cuaresma, y aunque estas sugerencias se enfocan en él, no debemos olvidarnos de los otros dos pilares.

1. La Cuaresma es el momento perfecto para ayunar de las PANTALLAS, bien sea la tele, el internet o las redes sociales, hasta la Pascua. Considere no usarlas durante un día a la semana, o usar su teléfono solo para llamadas y textos.

2. Las QUEJAS. Esta Cuaresma, vea si puede dejar de quejarse un poco y encontrar algo por lo que dar gracias en vez.

3. Las DUCHAS CALIENTES. Es un sacrificio sencillo, pero una gran manera de practicar el ascetismo y negarse un poco en la vida diaria.

4. Las COMPRAS. Trate de gastar solo en lo esencial y quizás use el dinero que ha ahorrado para darlo como limosna.

5. COMER ENTRE COMIDAS, un hábito duro de romper, pero una gran manera de entrar en el espírtu del ayuno cuaresmal.

La próxima semana les traeremos más sugerencias.

Theresa Civantos Barber, 10 Things to give up for Lent other than chocolate
Original en Aleteia.org, 21 de febrero, 2020. Con permiso