Un Dios vivo

Un Dios vivo

El tiempo de Pascua nos recuerda que creemos en un Dios vivo que nos conoce y nos llama amorosamente por nuestro nombre, para que no nos alejemos de Él y gocemos desde ahora la Vida verdadera que nos regaló con su entrega y redención.

En Christus Vivit el Papa Francisco nos recuerda que “Cerca de Él podemos beber del verdadero manantial, que mantiene vivos nuestros sueños, nuestros proyectos, nuestros grandes ideales, y que nos lanza al anuncio de la vida que vale la pena.” Por ello no permitamos que nada ni nadie nos separe de este Buen Pastor que además nos impulsa a ayudar a otros hermanos con nuestro tiempo, nuestro talento y nuestro dinero a escuchar la voz del verdadero pastor y a dejarse conducir por el por el mejor de los caminos que es Él mismo, Camino, Verdad y Vida.

0 Comments