Verdadero Dios y verdadero hombre, presente en la Eucaristía

Verdadero Dios y verdadero hombre, presente en la Eucaristía

LA FE EN QUE JESÚS es la segunda Persona de la Trinidad—verdadero Dios y verdadero hombre—es fundamental para creer en su presencia eucarística.

En su libro With Us Today: On the Real Presence of Jesus in the Eucharist, el P. Hardon, SJ, describe la Eucaristía como “el misterio más profundo del cristianismo”. Señala la necesidad de comprender este misterio lo mejor posible, para que nuestra fe siga “creciendo y se haga más inteligible”. (…) La fe en la presencia eucarística de Cristo va ligada a la fe en la Encarnación. Y concluye el P. Hardon: “Una vez que comprendemos quién es él en la tierra—ni más ni menos de lo que lo fue en el siglo primero—no debe maravillarnos que los creyentes corran a su presencia para honrarlo y darle gracias a su Dios, e implorarle con lágrimas aquellas gracias que tan desesperadamente necesitan”.

Aunque no se refería concretamente a la Eucaristía, la escritora estadounidense Flannery O’Connor ha dicho que “La verdad no cambia según nuestra habilidad de aceptarla”. Esta frase es un atinado recordatorio de como hacer frente a la reacción de la cultura moderna ante las enseñanzas de la Iglesia.

La reacción de la multitud al discurso del “pan de vida” que encontramos en el capítulo 6 del evangelio de san Juan fue: “Este discurso es duro; ¿quién puede escucharlo?” Y nos dice el evangelista: “lo abandonaron y ya no andaban con él”. El Señor pregunta a los apóstoles si también ellos quieren abandonarlo. Ojalá cada uno de nosotros responda con la confianza y amor de Pedro: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna”.

Maggie Ciskanik, “Who do you say that I am?” The current crisis of belief in the Eucharist. Adaptado de aleteia.org,, 26 de septiembre, 2019. Con permiso.