VIÁTICO

VIÁTICO

“Es el amor lo que te hace peregrino. Eres peregrino porque amas algo que no verás aquí, porque lo que buscas es algo invisible, que “ninguno que lo ha visto ha quedado con vida’”.

P. Bede Jarrett, O.P.

Viático, nombre tradicional de la última Comunión antes de la muerte, significa “alimento para el camino”. Para el moribundo es fuente de fortaleza espiritual y un inmenso consuelo. El rito del Viático indica al ministro de la Sagrada Comunión decir: “El mismo Señor Jesucristo te guarde y te lleve a la vida eterna”. También para los vivos la Eucaristía es apoyo en nuestro peregrinaje mortal. Es la provision más necesaria para andar por el camino de la vida. Somos viajeros, caminantes, de paso por el mundo. Para que no nos afinquemos en este mundo, Cristo viene con nosotros para estar con nosotros. Como dice Bede Jarrett: “Para eso vino, para que tengamos siempre su compañía. Somos peregrinos, pero él viene con nosotros y con eso alivia nuestras penas”.

Señor Jesús que das tu paz y sanación a los que creen en ti, concede a los que hemos recibido el alimento y bebida celestial que lleguemos con seguridad al reino de la luz, nuestro hogar del cielo. Amén.

Fr. Patrick Mary Briscoe, OP, Eucharist
© 2022 by Our Sunday Visitor (con permiso)